jueves, 16 de octubre de 2014

Volteado de melocotón y mandarina en almíbar

 Hola amig@ bienvenid@s de nuevo a mi rinconcito, quieros daros las gracias por fijaros en mis recetas y mis consejos; pongo todo mi cariño en lo que hago y escribo para vosotr@s. Hoy os traigo una receta muy llamativa, deliciosa, pero, como lo que siempre os propongo, muy sencillo de hacer. Le llaman volteado, porque en un principio ponemos la fruta en la base del molde, pero al desmoldarlo (voltearlo),nos queda en la superficie, dando esa apariencia tan bonita al dulce.
 Esta receta ha sido fruto de la casualidad, colocando la despensa ví dos latas que estaban próximas a cadudar, una de melocotón en almíbar y otra de gajos de mandarina en almíbar. Me puse a darle vueltas, y en vez de hacer dos recetas diferentes, me dije, y porque no los unes en una sola?. Hace algún tiempo hice un volteado de piña, que hizo las delicias de la familia, así que decidí mejorar la receta, hacerla un poco más dulce y llamativa. Y os puedo asegurar que el resultado a merecido la pena.
  Es un dulce de los que no tienes pereza a la hora de hacerlo, ya que no necesita horno, los ingredientes son sencillos, y quedas de maravilla con su presentación.
  En mi caso usé: 
     - Una lata grande de melocotón en almíbar y una lata pequeña de gajos de mandarina en almíbar.
     - Medio litro de nata.
     - Un sobre de gelatina de fresa.
     - 30 grs. de azúcar.
     - Bizcochos de soletilla.
     - Caramelo para el molde.
  Lo primero que haremos será caramelizar el molde que usaremos. Ponemos en un cazo 6 cucharadas de azúcar con dos de agua, y dejaremos que se haga el caramelo. Lo vertemos en el molde y lo extendemos por toda la superficie.




                                                                                                         


Escurrimos todo el almíbar de las latas y lo ponemos en una cacerola; mientras colocamos la fruta en el molde caramelizado, dándoles la forma que más nos guste.

Ponemos el cazo a fuego medio con el almíbar, la nata y los 30 grs, de azúcar, cuando comience a hervir añadimos el sobre de gelatina, removemos muy bien y apagamos el fuego. Dejamos que temple la mezcla en la cacerola.

Cuando esté templado lo volcamos con cuidado en el molde, para que no se mueva la fruta, nos ayudamos de un cucharón puesto del revés, sobre el que iremos volcando la mezcla.

                                                                                                                                                                               

Cuando haya asentado la mezcla en el molde, sólo nos queda colocar los bizcochos de soletilla en la superficie; cuando lo desmoldemos nos quedarán como base. Los ponemos al revés, con la parte plana hacia arriba, porque nos quedará la parte plana del bizcocho en contacto con el plato y dará más estabilidad al dulce.

                                                                               
               

Otra variedad, que es la que hice algún tiempo, es usar piña en vez del melocotón. La receta es la misma, lo único que cambiaríamos es la gelatina, podemos usar piña o de limón, el resto es exactamente igual. Con el melocotón usé gelatina de fresa por el dulzor, pero la piña al ser más ácida, reforzamos con gelatina de piña ó de limón que le dan el mismo toque ácido.

Espero que os guste y lo disfrutéis en familia. Por favor, procurad ser felices y disfrutar de la cocina, como yo lo hago.