martes, 22 de septiembre de 2015

Flaugnarde de ciruelas

 Para el Reto "Color y Sabor de Temporada" del mes de Septiembre, nuestra amiga Pilar Monge nos propuso como ingredientes el ajo y la ciruela. -Y como todo el mundo sabe que lo que más me gusta es la repostería, quería un postre delicioso, usando la ciruela, pero que fuera muy sencillo de hacer. Así que me he decantado por un flaugnarde de ciruelas.

Reto Color y Sabor de Temporada

 El flaugnarde, también conocido como flagnarde, flognarde o flougnarde, es un postre típico francés que procede de la región francesa de Lemosín.  Similar a un clafoutis, que se elabora con cerezas negras, el flaugnarde se elabora con diferentes frutas: manzanas, melocotones, peras, ciruelas, pasas e incluso arándanos. Se puede servir, espolvoreado de azúcar glas, tanto frío como caliente.
 En alguna ocasión el flaugnarde se define como clafoutis de invierno, ya que en ésta estación no hay cerezas. Se trata de una forma muy sencilla, y dulce, de consumir fruta de temporada.
 En esta ocasión lo he preparado en moldes individuales, pero se puede hacer, igual, en un molde redondo grande. Con las cantidades que os pongo salen 5 moldes de 12 cm de diámetro y 2 cm de alto, que sería la misma cantidad para un molde 22 cm de diámetro. Si queréis hacer más cantidad, solo tenéis que doblar las cantidades.
 Necesitaremos:
 - 3 ciruelas (250-300 grs).
 - 2 huevos.
 - 50 grs de harina de repostería.
 - 75 grs de azúcar.
 - 125 ml de nata para montar (35% materia grasa).
 - 25 ml de leche.
 - 25 grs de mantequilla (1 cucharada sopera).
 - 1/2 cucharadita de esencia de vainilla. 


 - Vamos a batir los huevos con el azúcar hasta que haya doblado el volumen y tengamos una mezcla muy esponjosa.
 - Entonces podemos añadir la esencia de vainilla, la nata y la leche, y seguimos batiendo para que la mezcla continúe estando esponjosa. 
- Ahora añadimos la mantequilla, que previamente habremos derretido en el microondas, y  batimos para que se integre.
- Es el momento de añadir la harina, que previamente tamizada, poco a poco. Añadimos una cucharada, y hasta que no se haya integrado, no añadiremos la siguiente; batimos hasta que se haya incorporado del todo y ,a continuación, vamos a dejar que la masa repose en el frigo entre 30 y 60 minutos.





 - Mientras reposa la masa, vamos a preparar las ciruelas. Las lavamos, secamos y las cortamos por la mitad para poder retirar el hueso. En mi caso, al usar moldes individuales pequeños, las corté en rodajas, sino las usamos en mitades. Siempre con la piel.        





 - Una vez haya reposado la masa, vamos a preparar el molde. Después de enmantecarlo (untarlo con mantequilla para que no se pegue la masa al hornearla), vamos a poner un poco de la masa en el fondo. El procedimiento será el mismo, independientemente de que usemos la ciruela en mitades o rodajas. Después de poner la masa en el fondo, vamos a colocar la ciruela repartida por encima de la masa.

           
- Una vez tengamos colocada la ciruela, cubrimos el molde con el resto de la masa.


 - Y ya solo nos queda hornearlo a 170ºC durante 30-45 min. Los mios al ser moldes pequeños estaban hechos en 30 min, pero un molde grande puede necesitar más tiempo. Lo que haremos es pincharlo a los 30 minutos para ver como va, si sale limpio ya estaría, si no lo dejaríamos más tiempo.


 Los desmoldamos y espolvoreamos con azúcar glas, se pueden comer fríos o calientes, e incluso acompañarlos de una bola de helado de nuestro sabor favorito.