viernes, 7 de noviembre de 2014

Carne picada preparada

 En este post quiero explicaros como preparo la carne picada para hacer albóndigas, hamburguesas, filetes rusos, etc...
 Yo os doy la base de como la preparo y cada uno puede adaptarlo a su gusto, tanto en cantidades como en ingredientes. Simplemente os voy poniendo lo que añado a continuación.
 Ponemos la carne picada en un bol, le añadimos una cebolla pequeña picada muy finamente, dos cucharadas de tomate frito con cebolla (ya sabéis, del Lidl) o tomate frito normal, una cucharada de mostaza de Dijón, un chorrito de vino blanco (como 3 cucharadas), un huevo entero (sin cáscara por supuesto, je,je,je), una cucharada de harina, dos de pan rallado, una cucharadita de perejil picado, sal y pimienta al gusto, un ajo muy finamente picado, una cucharadita de salsa de soja. Y opcionalmente le podemos añadir unas gotas de tabasco o de salsa Worcestershire.





 Una vez tengamos todos los ingredientes, los tenemos que mezclar muy bien, amasando la carne. Nos podemos poner guantes de latex, para no terminar con carne debajo de las uñas, que da una grimaaa, y sale fatal. Lo amasamos bien y a continuación tapamos el bol con film plástico y lo dejamos reposar en la nevera para que se mezclen bien los sabores. Cuánto más repose más sabor tendrá, por eso la podemos dejar preparada la noche anterior.
 Cuando vayamos a utilizarla, la sacamos un rato antes de la nevera, para que no esté muy fría y se pueda manejar mejor. Le añadiremos un poco más de pan rallado para darle la forma que queramos, ya que al mezclarse todos los ingredientes, la carne queda como una pasta; ya sean albóndigas o hamburguesas, y a la sartén.




Yo hice hamburguesas y os aseguro que quedan deliciosas a más no poder, a mis hijos les vuelven locos.
Y tenéis el post para hacer hamburguesas en su punto. Y también podéis hacer albóndigas a la jardinera.
 Solo espero que os guste, y además la podéis adaptar a vuestros propios gustos. Disfrutadlas.