sábado, 10 de enero de 2015

Empanadillas de carne

A mis hijos les gustan mucho las empanadillas, siempre vienen muy bien para cenar o como acompañamiento para un buen plato. Ya sabéis que me encanta preparar la carne picada de una forma muy especial, como hemos hecho más veces para albóndigas, hamburguesas, filetes rusos, steak tartar, etc...
 Lo bueno de la carne picada es que la podemos preparar siguiendo la receta y congelarla, así en cualquier momento podemos preparar el plato que más nos guste, como es el caso de las empanadillas para cenar, por ejemplo.
 Así que me decidí a hacerles unas deliciosas empanadillas con la carne picada que tan buen resultado da. Y tenía ganas de estrenar un aparato que tengo para hacer las empanadillas.
 Necesitaremos:
  - 1/2 kilo de carne picada preparada (receta aquí).
  - 2 paquetes de obleas para empanadillas.
  - 1 huevo.
  Las cantidades que os pongo dan para hacer los dos paquetes de obleas.


 Lo primero que haremos es precalentar el horno a 200ºC. Lo bueno de hacerlas en el horno es que no cogen nada de grasa, y son más saludables y sencillas de hacer.
 Una vez tengamos la carne picada preparada, empezaremos a rellenar las empanadillas, bien con el "aparato" o con las manos. Cogemos una oblea y ponemos una cucharadita de carne en el medio y con cuidado la doblamos por la mitad. Lo bueno del aparato es que la cierra con los bordes dentados, si no, lo hacemos con un tenedor apretando los extremos.






 Una vez tengamos las empanadillas preparadas la vamos poniendo en la bandeja del horno, y las pintamos con huevo batido.



  Cuando estén todas pintadas, las vamos a hornear a 200ºC, durante 10 minutos, que serán suficientes para que la carne se cocine y las obleas se doren.



  Y ya que estamos puestos, porque no hacerlas dulces de postre?. Yo aproveché que tenía crema pastelera de chocolate de rellenar los roscones de reyes e hice algunas dulces. Pero las podéis hacer con nocilla, nutella, etc...


 En un momento tenemos unas deliciosas empanadillas que les encantarán a los niños, sanas, deliciosas y sin grasa. Un éxito asegurado.