jueves, 16 de octubre de 2014

Trucos y consejos 1

Voy a iniciar una serie de post dedicados a trucos y consejos, para que aprendáis curiosidades que os ayudarán mucho en la cocina. Tratarán temas muy diversos, como conservación, congelación, dar sabores diferentes a las comidas; usaremos todo lo que tengamos a nuestro alcance, evitaremos que se estropeen los alimentos, aprenderemos a ahorrar con gestos muy sencillos pero muy eficaces. Espero que os parezca interesante y sea de vuestro agrado. Es una recopilación de muchos años en la cocina, y me hace mucha ilusión poder compartir con vosotr@s toda ésta información.
Empezaré por uno tan sencillo que quizá sea el más curioso de todos:
  - Cuando estáis cocinando y tenéis la receta a mano, no sabéis donde ponerla para no mancharla, que no os estorbe, poder consultarla sin hacer posturas imposibles... Sólo tenéis que usar una percha de la ropa y solucionado en un instante, de una forma muy original.
 


- Tenéis una sartén con el fondo quemado y se pega la comida?. Ponerla en el fuego fuerte y cubrir el fondo con sal gorda. Dejar que se quema la sal removiendo, y quedará reluciente la sartén. - En la botella del aceite para cocinar, podéis introducir un par de hojas de laurel y un par de ajos pelados, para aromatizarlo y dar un sabor diferente a las comidas y ensaladas.



 - Y en el vinagre introducir unos trozos de manzana, y listo, un vinagre de manzana delicioso para las ensaladas.
 - Si váis a freir un huevo, sacarlo un rato antes de la nevera para que esté templado y así no saltará el aceite al echarlo en la sartén.
 - Antes de freir el huevo, probad éste truco, y os encantará el sabor. Freir un ajo ó dos sin pelar en el aceite, a fuego medio, durante un rato, y os saldrá un huevo frito con un sabor diferente y muy apetecible.
 - Si hacéis caramelo en un cazo para algún dulce ó postre, y os queda e lcazo muy pegajoso, solo tenéis que dejarlo en remojo en agua y se disolverá solo.
 - El caramelo es el peor enemigo de la vitrocerámica, tened cuidado que no se os caiga; ya que cuando se enfría, cristaliza con el cristal de la vitro y al querer quitarlo con la rasqueta, salta el cristal. Lo mejor es limpiarlo con agua caliente para que se disuelva.
 - Trucos para no llorar con la cebolla; no están científicamente demostrados, pero cierto es que ayudan, y no vale ponerse gafas de bucear, jejejeje. El primero es pelar la cebolla e introducirla un rato en el congelador, así no soltará el jugo que nos irrita los ojos. Otro truco es lavarla con agua fría después de pelarla, ó dejarla en agua un rato(este personalmente no me gusta porque pierde sabor).
 - Si váis a hacer un asado en el horno y a veces comprobáis que queda seco, introducir un vasito de barro (como el de cuajada) en el horno, durante la cocción y el asado quedará estupendo.
 - Si después de hacer el asado, el horno a quedado perdido de grasa, volver a meter el vasito con agua y vinagre, y dejar funcionar el horno un rato. El vapor ablandará la grasa y será más fácil limpiarlo. De todas formas, el horno siempre hay que limpiarlo templado, para que la grasa no se adhiera.
 - Si habéis pelado y picado ajos y las manos os huelen muy fuerte, sólo tenéis que ponerlas debajo del grifo con agua fría, y sin frotar las manos esperar unos segundos, el olor se irá. También os podéis frotar las manos con un poco de limón.
 - Si habéis pelado patatas y os han sobrado, sólo tenéis que introducirlas en agua fría para que no se pongan negras, y os aguantarán en la nevera, sin problemas, un par de días como máximo.
 - Habéis abierto una lata de tomate entero, triturado ó un brick de tomate frito, y cualquiera de ellos han sobrado, cubrir la superficie con aceite y no se estropeará. Eso sí, recordad que el tomate no se debe guardar en la nevera en su lata, se oxida y puede ser peligrosa su ingesta, hacerlo en un bote de cristal y lo cubrís de aceite. Como os comenté en la receta de las albóndigas, cuando uso verduras de bote, o cualquier cosa que venga en bote de cristal, siempre lo friego y lo guardo para éstos casos.