viernes, 9 de enero de 2015

Flan de turrón

 La receta que vamos a hacer es tan sencilla y el resultado tan espectacular, que os quedaréis sorprendid@s. Además nos sirve para aprovechar los restos de turrón de la Navidad, aunque , para mí, en realidad es otra forma de comer un delicioso turrón.
 Aunque esta vez usemos turrón de almendras del blando, podemos usar el turrón que más nos guste,  ya que de el dependerá el sabor final del flan.
 Necesitaremos:
  - Media tableta de turrón.
  - 1/2 litro de nata para montar.
  - 1 sobre de preparado para hacer flan ( para 5 raciones).
  - 50 ml. de leche (5-6 cucharadas soperas).
  - 4 cucharadas de azúcar.
  - Caramelo líquido.
  - Almendras crocanti para decorar.


 Para esta ocasión utilicé nata, pero para hacerlo más "light" se puede hacer con leche (entera, semi o desnatada) o,incluso, con leche evaporada, el resultado seguirá siendo igual de bueno, y rebajamos calorías.
 En este caso, el paquete de preparado para flan, trae dos sobres, de 5-6 raciones cada uno, y he usado un solo sobre. Hay otras marcas que traen 5 ó 6 sobres, igualmente usaríamos uno, ya que  son para las mismas raciones y cantidades.
 Comenzamos separando un vasito de la nata, y poniendo el resto en un cazo al fuego. Deshacemos el turrón y lo añadimos al cazo, lo iremos removiendo para que el turrón se deshaga con el calor de la nata. Si no nos apetece encontrarnos en el flan los trocitos de almendra, podemos pasar la batidora, así también se deshará mejor el turrón.





 Mientras se mezcla el turrón con la nata, en un bol vamos a poner el vasito de nata que habíamos reservado, la leche, el azúcar y el sobre de preparado para flan. Lo removemos bien para que se mezclen los ingredientes y el preparado para flan se disuelva sin hacer grumos.





 Cuando la nata con el turrón que tenemos al fuego comience a hervir, vamos a añadir la mezcla del bol sin parar de remover, para que se integren bien los ingredientes y no se peguen en el cazo. Removeremos sin parar hasta que el preparado comience a hervir de nuevo, veremos que espesará bastante deprisa, por eso no hay que parar de remover. En el momento que comience a hervir lo apagamos y lo dejamos templar en el cazo. Mientras vamos a preparar el molde.



 Lo bueno de los preparados de flan es que ya traen el caramelo incluido, y nos ahorramos este paso. Vamos a caramelizar el molde con unos de los sobres, en este caso yo puse almendra crocanti en el fondo del molde, junto con el caramelo, para decorar. Lo podéis poner al desmoldar, es indiferente, o  simplemente no poner nada y servirlo acompañado de nata montada, por ejemplo, es al gusto de cada uno.




 Una vez tengamos preparado el molde, vertemos el flan y lo dejamos templar 10 minutos antes de meterlo en la nevera. Lo dejaremos en la nevera un mínimo de 2 horas, y ya estará listo para degustarlo. A la hora de desmoldarlo pasamos la punta de un cuchillo, con cuidado, por los bordes, para despegarlo, y lo ponemos en una fuente donde lo decoraremos al gusto de cada uno. Al ponerle la almendra por encima, consideré que no necesitaba más decoración, ya que, de por sí, la apariencia es muy apetecible.


 Ya veis, un flan delicioso hecho en un momento y listo para comer en un par de horas. Sencillo de hacer y además aprovechamos el turrón que nos sobra. Y ,como os decía al principio, lo podéis hacer con el turrón que más os guste.