jueves, 16 de octubre de 2014

Bizcocho de zanahoria con cobertura de chocolate


Mi primera receta será un bizcocho de zanahoria,con cobertura de chocolate. Tiene un sabor delicioso, una textura muy esponjosa, y a la vez los pequeños de la casa comen zanahoria sin protestar, con todas las vitaminas que contienen.
Necesitaremos: 3 zanahorias grandes, 3 huevos grandes ó 4 medianos, una taza de aceite de girasol ó media de aceite de oliva (al gusto, yo prefiero oliva por el sabor que le confiere, me recuerda mucho a la cocina de mi abuela en el pueblo), 2 tazas de azúcar, 2 tazas de harina de trigo, y una cucharadita de levadura ó si no teneis, una pizca de bicarbonato. Deciros que venden harina para bizcochos, que ya incorpora la levadura, y para éstos casos es más cómoda. La medida de taza equivale a 250 ml. que viene a ser un vaso normal, asi que una vez que lo tengáis lo usais como medida para todo.
Mientra elaboramos la masa, vamos precalentamos el horno a 200ºc, luego hornearemos a 180º. Se hace así, porque al abrir el horno para meter el bizcocho se pierde calor, al tenerlo más caliente de lo que necesitamos, la pérdida es mínima y el bizcocho quedará perfecto.
Empecemos a elaborar el bizcocho:
Os doy dos opciones, para que lo hagais a vuestro gusto, pelar las zanahorias y rallarlas en crudo, lo que dará más sabor pero se notará la zanahoria, ó cocerlas 5 minutos y hacer un puré con ellas, para incorporarlas a la masa.
A mi me gusta separar las claras de las yemas y montarlas a punto de nieve, hasta que cuando das la vuelta al molde no se caen.Hace que quede más esponjoso el bizcocho, pero no es imprescindible.
Batimos los huevos ó las yemas con el azúcar, hasta que la mezcla blanquee, es decir, tenga un color blanquecino,significa que los ingredientes se han mezclado bien, a continuación añadimos la zanahoria como hayamos elegido, batimos.




Añadimos a continuación el aceite y batimos. Por último añadimos la harina tamizada poco a poco y vamos mezclando (se hace para quitar los grumos, y airearla), si no tenemos tamiz podemos usar un colador y agitar, y si no, se bate un poco más y no pasa nada. Queremos simplificar y que salga bueno. Si hemos elegido batir las claras, ahora es el momento de incorporarlas con movimientos suaves y envolventes, y ya estará listo para hornear.

Untamos el molde elegido con mantequilla y espolvoreamos con un poco de harina, volcamos el molde para quitar los restos de harina; lo hacemos para que el bizcocho no se pegue al molde y lo podamos desmoldar de un pieza.
Horneamos a 180º durante 35 min. Nunca hay que abrir el horno antes de la primera media hora, porque el horno pierde calor y el bizcocho se baja. Si vemos que durante la cocción, el bizcocho baja por el medio, es que nos falta calor, si por el contrario vemos que sube por el medio como una montañita, es que le sobra calor. Como cada horno es un mundo, vamos ajustando sobre la marcha.

A los 35 min. abrimos el horno y pinchamos el medio del bizcocho con un palillo, yo siempre uso uno de pincho moruno porque es más largo y lo puedes introducir más sin quemarte.Si sale limpio es que le bizcocho ya está, si sale manchado habrá que darle 5 min. más, y así sucesivamente. Cuando esté dejamos que temple en el molde, y cuando esté templado desmoldamos, si lo hiciéramos en frío se pegaría el bizcocho ó se rompería.
Mientras se templa el bizcocho vamos preparando la cobertura de chocolate, necesitaremos 50grs. de cacao en polvo ( yo uso chocolate a la taza, por el sabor), 50 ml. de leche, 3 cucharadas de mantequilla y 3 de azúcar. Si no tenéis chocolate a la taza, podemos usar de tableta, que sea cobertura negra. Lo ponemos todo junto en un cazo a fuego suave y removemos hasta que quede una crema suave. Una vez que desmoldemos el bizcocho, le damos la vuelta y lo cubrimos con la salsa de chocolate. Le damos la vuelta porque la parte de abajo siempre queda más plana y bonita, manías. No parece mucha cantidad de salsa, pero tampoco queremos que dé mucho sabor y oculte el de la zanahoria.


Si veis que se va tostando la parte de arriba peligrosamente, lo podeis tapar con albal.
Espero que os guste la receta y la explicación. Puede que resulte un poco larga, pero voy alternando la receta con diversos consejos y trucos para que sea lo más facil posible y que quede riquísimo. Ahora el trabajo es vuestro, decirme que os parece todo, y si lo hacéis me lo contáis, y si necesitáis ayuda, aquí estoy