jueves, 16 de octubre de 2014

Crema de tomate express

Hola a tod@s y bienvenidos de nuevo a nuestro blog. Como indica el título, hoy os enseñaré a hacer una deliciosa crema de tomate super rápida.
 Como recordaréis, al hacer las albóndigas, nos sobró mucha cantidad del tomate de lata que habíamos triturado con la batidora. Lo guardamos en bote de cristal cubierto de aceite, para que no se estropeara. Pues bien, ha llegado el momento de usarlo. Hoy he llegado a casa muy tarde, y con poco tiempo para cocinar, y para ser sincero, muy cansado. Al abrir la nevera he visto el tomate;y ha sido fácil decidirse, crema de tomate al canto. Hoy ha hecho mucho calor, y puede que no apetezca comer un plato de cuchara caliente, pero lo bueno de ésta crema, es que se puede tomar templada o incluso fría. A los niños seguro que les encanta pues tiene un sabor dulzón, acentuado por la leche. Y si no queréis poner leche, lo hacéis con agua y sería una sopa. Pero creo que para los niños es mejor con leche.
 La receta de hoy es, en especial, para mi amiga María, mama de un compañero de mi hijo, que se que le gusta mucho.

Normalmente le pico cebolla, un poce de pan frito para ligarlo, etc... Más adelante la haremos "de verdad", pero hoy es super rápida.Picamos un ajo  muy finito, si teneís prisa, podéis pasar del ajo. Ponemos en una cacerola tres cucharadas de aceite, cuando coja temperatura, añadimos el tomate triturado (recordar que era una lata de 1 kg), y cuatro cucharadas de sopa de cebolla; si, como véis, tiene muchos usos, que os iré enseñando, ponemos también dos cucharadas de azúcar para rebajar la acidez y cuatro cucharadas de tomate frito ó del que lleva cebolla, que ya hemos usado, en este caso para darle cuerpo a la crema. Removemos bien y dejamos que cueza a fuego medio durante 8 min. (porque si no salta y lo pone todo perdido) removiendo para que no se pegue. A media cocción ponemos media cucharita de comino molido, que le dará un toque perfecto y además nos ayuda a hacer la digestión y es buenísimo para los gases. Cuando quede un minuto añadimos medio vaso de leche, o más, a vuestro gusto (si usas desnatada ó evaporada, quitas más calorías). Emplatamos y le ponemos por encima cebolla frita como toque final, para redondear un plato sublime, a la par que super rápido. Si os dáis cuenta, no he usado sal, ya que la sopa de cebolla da tanto sabor, que no se necesita.
                                                                                                                                              

                                                                                                                                                                       

Espero que os guste y que disfrutéis de éste nuevo plato. Y como siempre, desearos que intentéis ser felices, y que disfrutéis del tiempo que pasáis en la cocina, como lo hago yo.