jueves, 23 de octubre de 2014

Muffins de piruletas

 Hola a tod@s, y bienvenid@s de nuevo a mi pequeño rinconcito. Como ayer os adelantaba, la recetas de hoy son unos deliciosos muffins de piruletas.
 Mi hija pequeña tiene tres añitos y ya va al colegio de "mayores", y la gusta mucho ayudarme cuando hacemos cosas en la cocina. Y tenía mucha ilusión de llevar alguna cosita a sus nuevos compañeros de clase; así que me puse a darle vueltas y pensar que podía hacer para 27 niños de tres años, que les gustara a todos. Y al final mi neurona (recordar que soy hombre y solo tengo una), echaba humo, y se me ocurrió combinar dos cosas que siempre gustan a los niños, los muffins y las piruletas de Fiesta de toda la vida, y os puedo asegurar que el resultado es asombroso e increíble. Como son tan pequeñitos les hice mini muffins.
Para todas las medidas de ingredientes, vamos a usar el vaso del yogur, para que sea más fácil todavía. Y además sabéis que tenéis a vuestra disposición el post dedicado a las medidas.
 Lo buenos que tiene ésta receta es que es muy fácil de adaptar para los alérgicos, simplemente cambiando los yogures por yogures de soja, o la harina de trigo por harina de maíz para los celíacos.

 Necesitaremos:
  - 2 huevos XL.
  - Medio vaso de azúcar.
  - 20 piruletas.
  - 2/3 de vaso de aceite.
  - 2 yogures de naturales azucarados.
  - 2 vasos de harina (yo usé harina para bizcochos, que ya lleva levadura).
  - 2 cucharaditas de levadura ( si usáis harina normal).
  - Granadina para potenciar el color rojo.



 Lo primero que haremos será ir preparando las piruletas. Con la mano del almiré las golpearemos para soltar los palos y romperlas en trozos más pequeños, y a continuación las picaremos con el accesorio de la batidora, hasta dejar un polvo muy fino.



         










Reservamos las piruletas ya preparadas, y vamos a batir los huevos con el azúcar, hasta que la mezcla blanquee (recordad que cuando ya están bien mezclados los ingredientes, adquieren un color blanquecino).








  Ahora, sin dejar de batir, añadimos el aceite hasta que emulsione (quede integrado con el resto de ingredientes).




  Cuando el aceite esté  completamente integrado, añadiremos los yogures a la mezcla; un truco es clavar un cuchillo en la base del yogur, ya que al entrar aire por la base, caerá por sí solo, facilitando mucho las cosas.



  Parece un poco radical, pero os aseguro que funciona. Ahora iremos añadiendo la harina tamizada,  poco a poco, sin dejar de batir, para que se mezcle del todo, sin dejar grumos.








 Una vez tengamos la mase del muffin preparada, añadiremos el polvo de la piruleta y mezclaremos hasta que el polvo quede integrado por completo.



Cuando la piruleta se haya incorporado a la mezcla, añadiremos la granadina hasta obtener el color deseado, al gusto de cada uno.



Y ahora llega el turno de hornear estos deliciosos muffins, los pondremos en los molde elegidos y los hornearemos a 170º durante 15 minutos, entonces haremos la prueba del palillo, los pinchamos, y si el palillo sale limpio ya están listos, pero si sale un poco de masa pegada, los dejaremos 5 minutos más o hasta que el palillo salga limpio.

  Podéis hacer mini muffins, muffins tamaño normal, o incluso un muffin de tamaño grande, para todos los gustos. Con las cantidades puestas os saldrán unos 24 mini muffins, 12 normales o uno grande.







 Bueno, pues ya habéis visto que forma tan sencilla de hacer felices a los niños con una receta de deliciosos muffins de piruletas.
 Procurad ser felices y disfrutad de la cocina, como yo lo hago.