viernes, 7 de noviembre de 2014

Galletas de vainilla

 Una buena amiga me preguntó el otro día si podía poner una receta facilita de galletas para hacerlas con su hija, la dije que por supuesto, que lo haría encantado. Y como soy amigo de mis amigos las hice y se las llevé para que las probara y me diera el visto bueno. Y como se que la gustaron, aquí tenéis una receta facilita de galletas. Va por ti Natalia Charro, eres un cielo.
 Necesitaremos:
 - 350 grs. de harina.
 - 100 grs. de mantequilla.
 - 120 grs. de azúcar blanquilla.
 - 120 grs. de azúcar moreno.
 - 2 huevos.
 - 1 cucharada de esencia de vainilla.
 - Pepitas o perlitas de chocolate.
 - Pizca de sal.






  Antes de comenzar, hay que tener la mantequilla a punto de pomada, o sea, blandita. Si no la hemos sacado antes, un truco es ponerla en el microondas, en descongelación, para que no se derrita, y quede blandita.


 Con la mantequilla en su punto, añadimos los dos azúcares y empezamos a batir.


 Cuando la mezcla sea homogénea, vamos a ir añadiendo los huevos uno a uno. Hasta que no se ha incorporado uno, no añadimos el siguiente.




 Cuando veamos que los huevos ya se han incorporado, y la masa sea uniforme, añadimos la esencia de vainilla.


 La incorporamos bien, y empezamos a tamizar la harina, la receta es tan sencilla, que no lleva levadura. Añadiremos la mitad de la harina a la masa previa y la pizca de sal, removiendo para que se incorpore bien sin quedar grumos.


 Una vez incorporada, añadimos la otra mitad de la harina.


  Seguimos amasando hasta que esté incorporada toda la harina y tengamos una masa uniforme. Ahora podremos añadir las pepitas de chocolate, si hemos decidido hacerlas así. Por ejemplo, yo las puse encima de la galleta, en vez de en la masa.


 Ahora ya tenemos preparada la masa de las galletas, pero realmente parece blandi blub, y no se puede manejar. Taparemos el bol y lo dejaremos en la nevera un mínimo de una hora, para que repose y se endurezca con el frío.
 Cuando vayamos a hacer las galletas, sacamos la masa de la nevera y con una cuchara pondremos porciones o bolitas en la bandeja del horno, dejando espacio entre ellas.


 Yo no tenía espacio en la nevera y puse la masa en una manga pastelera, por eso parece una fábrica de cacas de perro de coña, de las que se ponen el día de los Santos Inocentes. Cosas que pasan. Después puse una pepita de chocolate encima y al horno.
 Este es un punto crítico, el horno. Las galletas hay que hornearlas 8 minutos a 180ºC. Muchas veces parecen que no están hechas y las dejamos más tiempo, y se quedan duras como piedras. Cuando pasen los 8 minutos exactos, las sacamos y cuando se enfríen quedan en su punto.
  Pasa lo mismo al hacer la masa, parece que siempre hace falta más harina, porque se queda como floja la masa, como decía antes, como blandi blub. Pero lleva la harina necesaria.
 Hacerme caso, 8 minutos exactos a 180º C.

Y  este es el resultado, unas galletas deliciosas y sencillas.


 Como veis, adquieren su forma en el horno, y con la perlita de chocolate por encima quedan muy graciosas. Otra opción es ponerle las perlitas en la masa, y al sacarlas del horno, espolvorearlas con azúcar glas, o añadir una cucharada de chocolate en polvo a la masa, para que salgan de chocolate. Vuestra imaginación hará el resto. Espero que os gusten.