jueves, 16 de octubre de 2014

Albóndigas a la jardinera express


El título es una declaración de intenciones, hacer la comida en el poco tiempo del que disponemos. El ritmo de vida que llevamos no nos permite disfrutar del tiempo necesario para poder cocinar, por eso no comemos como debemos la mayoría de las veces. Creé el apartado de comidas rápidas para ayudaros todo lo posible a comer de la forma más rápida y sana posible, en el mínimo tiempo. Tenemos la suerte que los supermercados y grandes superficies, cada vez más, disponen de comida preparada, pero también de materia prima elaborada, como las albóndigas que vamos a preparar. Nos hace la vida en la cocina más agradable, pero hay que tener la receta más apropiada.
 Ya os iré hablando de los "básicos" que debemos tener en la despensa, para poder realizar cualquier receta express, en el momento que lo necesitemos. Empezaremos por el tarro de verduras (de ahorramas), el bote de tomate entero, o el de tomate con cebolla que usamos para los macarrones express del otro día, o tener una bandeja de albóndigas en la nevera, para cualquier día de la semana. Prefiero tener latas de tomate entero antes que el triturado, porque en el triturado no sabes lo que cae, y además usan los tomates de peor calidad. Los tarros de verduras simpre vienen de maravilla, cada vez hay más tipos diferentes, y podemos variar nuestra dieta, solo comprando otro bote. Hoy usaremos uno de tres verduras: guisantes, zanahoria y patata.
 Antes de empezar con la receta os cuento un truco muy importante para ésta receta y de aprovechamiento para otras más. Abrimos la lata de tomate, retiramos un poco del agua y metemos directamente en la lata la batidora, ya tenemos tomate triturado. No tenía latas pequeñas, asi que he usado una de kg. Sobrará bastante, asi que cuando vaciemos el tarro de cristal de las verduras, lo enjuagamos y guardamos en él el tomate que nos sobre, en la nevera. Antes de taparlo, cubrimos el tomate con aceite, para que no se oxide ni salga moho. Y lo usaremos para hacer crema de tomate otro día.




                                                                                




 Veréis que en la foto hay una lata de tomate con cebolla, es opcional su uso, dará más sabor, pero también es más caro, a vuestra elección, porque sabor nos sobrará. Si nos os apetece picar la cebolla, la pasáis con la batidora con 8 o 10 cucharadas de tomate. Así iremos más rápido.

093.jpg                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                           
 Necesitaremos:
 -1 bandeja de albóndigas de pollo.
 - 1 tarro de verduras.
 - 1 lata de tomate entero.
 - Media cebolla y un diente de ajo.
 - Tomate frito o tomate frito con cebolla.
 - Vino blanco.
 - Azúcar y comino en polvo.

 Podéis dejar la carne picada preparada la noche anterior, quedará exquisita y dará un sabor fabuloso al guiso, podéis ver la receta aquí.
  Ponemos una cacerola al fuego con un poco de aceite, cuando tenga temperatura vamos dorando las albóndigas. Mientras cortamos el ajo por la mitad y después en láminas. Cuando hayamos dorado todas las albóndigas, en el mismo aceite doramos el ajo, si hemos picado la cebolla la añadimos a continuación, si la hemos pasado con el tomate, lo añadimos entonces. Dejamos que se sofría 5 min.A los tres min. añadimos un chorrito de vino blanco. Mientras vamos escurriendo la verdura, y reservamos la patata. Cuando hayan pasado los 5 min. añadimos la verdura y seguimos sofriendo el tomate con la verdura 3 min. más. Ahora añadimos una cucharada rasa de azúcar para reducir la acidez del tomate, y media cucharita de comino molido. El comino le dá un toque espectacular al plato, y a la vez ayuda a hacer la digestión y a no tener gases.


















 A continuación añadimos las albóndigas, las cubrimos con agua, la justa para cubrirlas, en mi caso no llegó a un vaso. Y dejamos que cuezan 5 min.  Mientras cuecen vamos a picar la patata que teníamos reservada en cubitos pequeños. las añadimos al guiso y cocemos dos min. más . Apagamos el fuego y mientras ponemos la mesa, que reposen en  la cacerola tapadas, con el vapor restante de la cocción. Como véis no he usado sal, porque la verdura viene en salmuera. Probáis y rectificáis si es necesario.


                                                                                                                            

z134.jpg

Como véis, es una receta rápida y sencilla de realizar. y os aseguro que merece la pena, porque quedan buenísimas. Procurad ser felices, y disfrutar del tiempo que paséis en la cocina.