jueves, 16 de octubre de 2014

Filetes de pollo empanados con kikos

 Hace tiempo que quería hacer algo diferente y divertido, para que les llamara la atención a los niños, y porque no, implicarlos en la elaboración de los platos. Comprando con mis hijos el pan, me pidieron chuches, y el mayor me pìdió kikos; le dije:¿ te apetece que te haga unos filetes empanados con kikos?. Me contestó: seguro que están ricos. Como están acostumbrados, ya no se asustan de nada, y cualquier cosa que les propongo les parece normal.
 Así que hoy cenamos pollo empanado con kikos, delicioso.
 Lo bueno es que venden kikos con diferentes sabores y podemos jugar con ellos, para ir cambiando. Los machacamos en el almiré, para dejar un grano medio para empanar.
 Compramos filetes de pechuga, los pasamos por huevo batido y los empanamos con kikos molidos, apretando , para que se peguen bien, Los freímos en aceite a fuego medio, para que no se quemen los kikos, pero se haga bien el pollo. Escurrimos el aceite en papel de cocina, y listo para comer. Una forme divertida y diferente de comer pollo.

                                                                                        
                                             
Rápido, diferente, delicioso, otra forma de comer pollo.
Procurad ser felices y disfrutar de la cocina como yo lo hago.