domingo, 19 de octubre de 2014

Pimientos de piquillo rellenos

 La planta del pimiento es originaria de Mexico, aunque también se encuentra en las regiones del Sur de Asia. El Capsicum annuum, L. o pimiento es una planta de la familia de las solanáceas, que en el siglo XVI empezó a introducirse en España después del descubrimiento de América y fue el propio Cristóbal Colón el que lo llevo a España por vez primera como se consta en una carta escrita por Pedro M. de Angleria fechada en septiembre de 1.493. Lo cual convierte al pimiento en una de las primeras plantas introducidas en Europa procedentes del Nuevo Continente. El origen del pimiento se remonta a tiempos preincaicos y se sitúa en América del Sur. En su primer viaje, Cristóbal Colón llevó a Europa los pimientos americanos. Con el pasar de los años se desarrollaron distintas variedades de pimientos en España, uno de ellos es el piquillo; por lo que se suele atribuir su "nacionalidad" a este país, específicamente a la ciudad de Lodosa, donde se cultiva. Entre 1994 y 1996 se exportaron semillas de dicha hortaliza a Perú, que fueron sembradas y cosechadas por empresarios peruanos con gran éxito. Hoy éste producto es fácilmente accesible en Perú por precios significativamente menores que los de la variedad española.
  Se suelen preparar rellenos, a la sartén (calentados en sartén con un poco de azúcar,un poco de vinagre de módena, sal y aceite hasta que la salsa que sueltan espese y caramelicen) o también en crudo (con un poco de aceite de oliva virgen, sal y ajos laminados finamente). Se suelen acompañar con carne o con tortilla de patatas y pescados azules. Su preparación en forma de rellenos es muy popular debido a las características resistentes de su carne (ya que se presentan pelados por ser la piel dura) que permite emplear cualquier relleno, puede estar cubierta de diversas variantes, como puede ser morcilla con arroz, de bacalao, etc.
 En este caso vamos a hacer una receta rápida y sencilla, ideal para un aperitivo para compartir con amigos y una cerveza.



 Utilizaremos como base la crema de tomate que preparamos en otra entrada anterior, pero más espesa,con dos rebanadas de pan duro para ligarla, y sin añadir prácticamente líquido para su cocción, así nos quedará espesa, que es lo que nos interesa.
 Escurrimos los pimientos y guardamos el agua,que es la única que usaremos para hacer la crema de tomate, mientras pelamos los quesitos que iremos metiendo dentro de cada pimiento.
 Cuando tengamos la crema preparada, pondremos un poco en el fondo de la fuente que usaremos para hornear, y dispondremos los pimientos encima de la crema.


 Cuando tengamos todos los pimientos colocados, naparemos (cubrir por completo con la crema) los pimientos.



 Y ya sólo nos queda hornear los pimientos, los pondremos a 150º durante 15 min. y a disfrutarlos con unos amigos mientras os tomáis unas cervecitas.






 Más adelante iremos profundizando en más recetas con pimientos de piquillo, que lo bueno que tienen es que dan mucho juego; mientras una receta sencilla, rápida y deliciosa, que es la base del blog.
 Procurad ser felices y disfrutad de la cocina, como yo lo hago.