miércoles, 19 de noviembre de 2014

Helado de Pantera Rosa

 Siguiendo en la linea de hacer comidas y postres que gusten a los niños por encima de otras cosas, hice este helado de Pantera Rosa. Sabéis que anteriormente ya preparé los Muffins de Pantera Rosa; y este helado, particularmente, es una delicia, no sólo por su sabor, que ya es fuera de serie, sino también por la sensación a la hora de comerlo, parece que realmente estás comiendo un pastelito rosa, masticando el jugoso bizcochito, con su sabor a fresa y nata, tan característico.
 Este helado particularmente, es el que más les gusta a mis hijos, llevo tiempo haciéndolo y afinando la receta, hasta llegar a la definitiva, que refleja el trabajo transformado en una deliciosa crema helada. No puedes dejar de comerlo, resulta adictivo siendo tan sabroso y reflejando tan fielmente el sabor del pastelito. Y hoy quiero compartirla con tod@s vovosotr@s.
 Con las cantidades que os pongo salen aproximadamente 2 litros de helado, como os decía en casa nos gusta mucho, si no queréis tanta cantidad, dividir los ingredientes por la mitad.



 Necesitaremos:
 - 6 pastelitos de Pantera Rosa.
 - 150 grs. de azúcar
 - 50 grs. de azúcar invertida (receta aquí).
 - 400 ml. de leche.
 - 4 huevos.
 - 400 ml. de nata para montar.




 Lo primero que haremos será desmenuzar los pastelitos y pasarlos por la batidora con la leche. A parte batimos los huevos con el azúcar blanca hasta que blanqueen, estarán muy batidos y quedará una mezcla de color blanquecino muy esponjosa, entonces añadimos el azúcar invertido y seguimos batiendo. Si no tenemos el azúcar invertido, añadimos 150 grs. de azúcar blanca y tres cucharadas de miel. En el post del azúcar invertida os explico su uso, en este caso es para que el helado no se congele y quede cremoso, la miel sirve en este caso para lo mismo.


 Mientras se terminan de batir los huevos, ponemos la mezcla de leche y pastelitos,que hemos pasado por la batidora, al fuego en un cazo. Lo pondremos a fuego suave, no queremos que hierva, simplemente que se vaya calentando lentamente, en mi vitro lo puse al 4 de 9 de potencia.
 Añadimos los huevos batidos y mezclamos dando vueltas a la masa.



Ahora lo tendremos al fuego suave durante 10 minutos, sin dejar de mover. Buscamos que la masa cuaje pero sin subir la temperatura, esto hará que quede espesa pero muy esponjosa, entre unas natillas y una crema pastelera, pero de color rosa. Asi que con paciencia, remover 10  min. a fuego suave.


 Cuando haya cuajado, lo retiramos del fuego, lo pasamos a un bol y lo guardamos en la nevera un mínimo de tres horas, para que se enfríe y asiente. Si lo hacemos de un día para otro mejor, si no lo podemos hacer por la mañana y terminarlo por la tarde.
 Pasado el tiempo de enfriamiento, vamos a montar la nata que tendremos bien fría. La montaremos hasta que quede muy consistente.


 Entonces la mezclaremos con la masa base, haciendo movimientos suaves y envolventes, para que se integre todo bien pero si que se caiga la nata.




 Una vez tengamos los ingredientes bien mezclados, lo volveremos a dejar reposar una hora en la nevera, y después ya podemos ponerlo en la heladora a mantecar durante 30 minutos. Si no tenemos heladora, lo metemos directamente al congelador y lo vamos removiendo cada 30 min.
 Y ya tendremos preparado un delicioso y espectacular helado de Pantera Rosa, del que ya no podremos prescindir, porque descubriremos un nuevo y espectacular sabor y siempre querremos tener una tarrina en el congelador. Por eso cuando lo hago, siempre salen dos litros de helado, cuando lo probéis me entenderéis.


 A mis hijos les encanta presentarlo cubierto de fideos de colores, pero lo dejo a vuestra imaginación.
 Solo deseo que os guste y que al prepararlo os acordéis de mis palabras.
 Procurad ser felices y disfrutar de la cocina, como yo lo hago.