miércoles, 26 de noviembre de 2014

Néctar de granada

Un nombre sugerente para un postre delicado. Ya se va acercando la Navidad, todos esperamos con ilusión las fiestas más entrañables del año, celebramos el nacimiento de Jesús, ponemos el árbol y lo decoramos con todo el cariño del mundo, los niños ansían los regalos que les traerán los Reyes Magos ó Papa Noel, pero sobre todo es época de reuniones familiares. Reuniones que congregan a mucha gente, parientes y amigos que hace tiempo que no se ven, o solo se reunen en éstas fechas. Y por eso la cocina adquiere un aspecto fundamental en estos momentos, todos quieren agradar con festines dignos de reyes , y por eso buscan cocinar de forma diferente, platos que en otro momento no harían y que reservan para agradar a todos los comensales. Por eso intentaré ir poniendo recetas para estas fechas.
 Y con esa premisa ayer diseñé este postre, no quiero que suene presuntuoso, pero he creado un postre que hará las delicias de todo el mundo por su delicado sabor, su exquisita presencia  y la combinación de ingredientes tan dispares, que hacen del conjunto una delicia irresistible. Es ideal para estas fechas, para terminar una cena agradable en familia con un dulce diferente; pero sobre todo es perfecto para culminar una cena romántica con tu pareja, y si le presentas este postre, fijo que triunfas, ya que además la granada es afrodisíaca, potenciada con la mezcla de canela.
 En realidad es muy sencillo, pero hay que buscar la perfecta mezcla en las proporciones, para que nigún sabor se solape a los demás, y además de sabroso es bajo en calorías, no se puede pedir más, y con fruta para que los niños no coman sólo dulces.



 Vamos a utilizar una fruta que ahora está en su momento álgido, estamos en plena temporada para disfrutar de las deliciosas granadas, de sus múltiples propiedades, es rica en minerales, destacando el potasio, aunque también aportan fósforo, manganeso, calcio, hierro y magnesio. Además contiene vitaminas C, B1 y B2, y debido a su alto contenido en agua apenas aporta calorías.
 Tiene un alto poder antioxidante que ayuda a frenar el envejecimiento y mantener la piel sana. Además es una fruta muy diurética, que favorece la eliminación de agua y sales através de los riñones, debido al potasio, que ayuda a mantener el equilibrio hidrosalino del metabolismo. Como veis todo son ventajas a la hora de consumir ésta fruta, pero su uso no se restringe sólo a los postres, tiene muchos otros usos, como iremos viendo más adelante.
 Vamos con el postre en cuestión, que me enrollo y se me vá el hilo, pero es que me encanta contaros cosas, para que vayamos aprendiendo más cosas que no sean sólo cocinar.
 Para dos personas vamos a utilizar los granos de media granada ya limpios de cualquier resto de piel. Los pondremos en un cuenco y los cubriremos con una cucharada de azúcar, un poquito de azúcar vainillado y una pizca de pimienta negra. Aunque parezca mentira la pimienta negra resalta todo el sabor de los frutos rojos (fresa,granada,arándanos,etc...) dándoles un toque delicioso.




 Lo dejaremos macerar 10 minutos, para que la granada vaya soltando su jugo por la acción del azúcar. Pasado ese tiempo vamos a añadir medio vaso de zumo de naranja, uno 125 ml; si es recién exprimido mejor; lo removemos bien y lo dejamos reposar unos minutos.



 Ahora vamos a añadir 125 ml. de leche evaporada, elegí este tipo de leche porque es perfecta para el postre. Menos grasa que la nata pero más espesa que la leche, su sabor más fino hace que no destaque sobre el resto. Y tiene menos calorías.


 Como veis va adquiriendo un color muy bonito, y ahora es el momento de emplatarlo y presentarlo. Es un postre ideal para presentarlo en vasitos individuales, ya que además de quedar precioso se puede brindar con el postre en la mano, y si es con vuestra pareja queda mucho más íntimo degustarlo así, espolvoreado con canela.



 Por supuesto ésta es la versión sin alcohol, para que la puedda comer todo el mundo, incluídos los niños. Para  el que le guste o lo desee, se le puede añadir algún licor dulce tipo Licor 43,etc, que dejaremos macerar con el azúcar al principio, y después flambear un poquito; cantidades al gusto, pero yo aconsejo poquito, para no matar los sabores.
 Asi que espero que os guste, que lo disfrutéis, ya que lo imaginé pensando en vosotr@s, en estas fechas y en que podáis brindar con unos de mis postres en la mano. Más feliz no se puede ser.
 Por favor disfrutarlo y ser tan felices como lo soy yo, cocinando y creando para vosotr@s.